El Espacio aéreo es una porción de la atmósfera -tanto sobre tierra como sobre agua- regulada por un país en particular. En la tierra existen cuatro espacios aéreos: el controlado, el no controlado, el de uso especial y ‘otros’. Estos tipos se caracterizan por el uso de aeronaves, el objetivo de los vuelos y el nivel de seguridad necesario.

La Organización de Aviación Civil Internacional clasifica el espacio aéreo en siete partes (organizados de la A a la G, siendo la primera el nivel más alto de control y la F y G el espacio aéreo no controlado). El espacio aéreo controlado cuenta con un servicio de control para vuelos IFR (Instrumental Flight Rules, ‘Reglas de Vuelo por Instrumentos’) y para VFR (Visual Flight Rules, ‘Vuelos dentro de las Reglas de Vuelo Visual). Este tipo de espacio cuenta con requisitos para todos los pilotos, reglas de operación y requerimientos de aeronaves.

    • Para vuelos IFR el piloto deberá llevar un plan de vuelo y recibir autorización del servicio ATC (Control de Tránsito Aéreo).
    • Para vuelos operados dentro de las reglas de vuelo visual el piloto debe tener un plan de vuelo y recibir autorización por parte del servicio ATC. Además, también tendrá que cumplir requisitos de comunicaciones antes de ingresar en un espacio aéreo clase B, C o D.
    • Se darán alertas de tráfico a todas las aeronaves cuando la cantidad del trabajo del controlador así lo permita.
    • Las alertas de seguridad se dividen en Alertas de Terreno /Obstrucciones y Alertas de conflictos de aeronaves.

 

Extensión del espacio aéreo

La definición de espacio aéreo soberano corresponde con la definición marítima de las aguas territoriales, que serían 22,2 kilómetros (12 millas náuticas) hacia el exterior de la línea de costa. El espacio aéreo que queda fuera sería espacio aéreo internacional. En estos momentos no existe un acuerdo sobre la extensión vertical de la soberanía del espacio aéreo aunque los rangos sugeridos están en torno a los 30 km (récord de mayor altitud lo tiene un Mikoyan-Gurevich MiG-25 con 37,6 km). La FAI (Federación Aernáutica Internacional) ha establecido el límite de la atmósfera en 100 km, mientras que EEUU define que cualquier persona que vuele por encima 50 km se puede considerar astronauta.

Espacio aéreo controlado

Espacio aéreo clase A

Solo vuelos IFR. Todos los vuelos están sujetos al servicio de control de tránsito aéreo y se proporciona separación entre las aeronaves y a más de 18,000 pies de altitud.

Espacio aéreo clase B

Vuelos IFR, VFR y VFRN. Todos los vuelos están sujetos al servicio de control de tránsito aéreo y se proporciona separación a todas las aeronaves.

Espacio aéreo clase C

Vuelos IFR, VFR y VFRN. Todos los vuelos están sujetos al servicio de control de tránsito aéreo. Se proporciona separación a vuelos IFR (de IFR, VFR y VFRN), a vuelos VFR (de IFR) y a vuelos VFRN (de IFR y VFRN). Se proporciona información de tránsito a vuelos VFR respecto de otros vuelos VFR.

Espacio aéreo clase D

Vuelos IFR, VFR y VFRN. Todos están sujetos al servicio de control de tránsito aéreo. Se proporciona separación a vuelos IFR (de IFR y VFRN) y a vuelos VFRN (de IFR y VFRN). Se proporciona información de tránsito a vuelos IFR (de VFR) y a vuelos VFR (de IFR, VFR y VFRN). Según la F.A.A. va desde la superficie hasta 2500 ft.

Espacio aéreo clase E

Se permiten vuelos IFR, VFR y VFRN. Los vuelos IFR y VFRN están sujetos al servicio de control de tránsito aéreo. Se proporciona separación a vuelos IFR (de IFR y VFRN) y a vuelos VFRN (de IFR y VFRN). Se proporciona información de tránsito a vuelos IFR (de VFR, en la medida de lo posible) y a vuelos VFR (de IFR, en la medida de lo posible).

Espacio aéreo no controlado

Espacio aéreo clase F

Se permiten vuelos IFR, VFR y VFRN. Los vuelos IFR reciben asesoramiento de tránsito aéreo. Los vuelos VFR y VFRN reciben servicio de información de vuelo si lo solicitan.

Espacio aéreo clase G

Se permiten vuelos IFR, VFR. Todos los vuelos reciben servicio de información de vuelo si lo solicitan.