9 octubre, 2019

Drones en la Agricultura – 6 ventajas para utilizarlos

Los drones en la agricultura han revolucionado el manejo de los cultivos y los procedimientos de trabajo en todo el mundo. Es cierto, esta tecnología todavía se encuentra en fase desarrollo, pero cada día cobra más fuerza entre el gremio mundial de agricultores. De hecho, se espera que el mercado mundial de RPAs supere los 5,94 mil millones de euros en 2026.

Por lo pronto, los drones en la agricultura permiten, entre otras cosas, registrar con precisión la condición del terreno de su cultivo. ¿Qué significa esta esto en términos agrícolas? Pues, significa que una vez que el dron analice su parcela, el agricultor podrá dosificar el agua y los fertilizantes de una mejor forma y, por ende, ahorrar tiempo, trabajo, insumos y, sobre todo, dinero.

Dicho esto, te explicamos todo lo que necesitas saber acerca de los drones en la agricultura y de qué forma pueden mejorar el cultivo y ayudar a extender la vida de nuestra amada tierra.

 

1. Estudiar el terreno

Analizar el terreno puede costar mucho esfuerzo, dedicación y tiempo, pero con aeronaves no tripuladas se pueden recolectar datos muy precisos en poco tiempo. Y es que estos dispositivos son capaces de generar mapas en 3D para detectar si las parcelas están en condiciones óptimas para su siembra.

Además, la tecnología RPAs permite contabilizar las plantas, para tener un mayor control de inventario. Por ejemplo, en Andalucía existen casi dos millones de hectáreas destinadas a la producción de aceitunas. Es muy complicado llevar una valoración exacta en terrenos tan extensos, pero tan solo 20 o 30 minutos de vuelo de un dron, es suficiente para obtener toda esa información.

 

2. Proceso de siembra

¿Te imaginas un sistema de planificación inteligente para los cultivos? Con los drones es posible. Y es que muchos agricultores recurren a estos dispositivos para lanzar semillas y nutrientes al terreno, gracias a sistemas de planificación creados por algunas empresas. El resultado es innegable: 75% de absorción y 85% de disminución de costos.

 

3. Fumigación con drones

Uno de los riesgos más comunes en la agricultura es perder parte o, en algunos casos, toda la cosecha, como consecuencia de la aparición de malas hierbas o plagas. Sin embargo, el crecimiento del mercado de los drones en la agricultura ha permitido desarrollar labores de monitorización y prevención del suelo eficaces.

Y es que, en el pasado, el control de las plantaciones era muy complicada, debido a que se necesitaba una mano de obra amplia, solo para supervisar y mantener a raya el problema. Pero con la aparición de aeronaves no tripuladas, los agricultores pueden detectar a tiempo la aparición de plagas y esparcir la cantidad adecuada de pesticida cinco veces más rápido que utilizando la máquina tradicional y, con ello, se reducen los índices de contaminación en el agua y ambiente.

 

4. Supervisión de cultivos

La aparición de los drones en la agricultura ha superado por completo las expectativas. Y es que estas aeronaves, además de ser más económicas que cualquier otro medio, pueden capturar imágenes en 4K que permiten la monitorización de los cultivos.

Pero, ¿qué ganan los agricultores con la monitorización de cultivos a través de drones? Pues ganan mucho por dos razones principales. Primero, los drones, a diferencias de los satélites pueden tomar fotos varias veces al día. De esta forma, el control del cultivo es permanente y sin invertir altas cantidades de dinero y horas.

Segundo, esas imágenes pueden evaluar el desarrollo de un cultivo, así como desvelar todas las ineficiencias, logrando así una mejor gestión de la siembra.

Agricultura de precisión con drones

 

5. Riego de cultivos

Un dron equipado con sensores térmicos o multiespectrales son ideales para reconocer las zonas secas del cultivo. De esta manera, el dueño de la finca podrá enfocarse en los territorios que necesitan más riego y lograr un equilibrio en su siembra y producción.

 

6. La salud del cultivo

Por último, pero no menos importante está la salud del cultivo. De hecho, es quizás la parte más importante del ciclo del cultivo, ya que una evaluación constante evita infecciones que podrían acabar con toda una cosecha.

Pero, ¿cómo funciona esta evaluación? A través de una luz visible e infrarroja, los drones pueden identificar a tiempo el estado de salud de las plantas. Además, en el caso de pérdida de la cosecha, el agricultor podrá documentar las pérdidas de manera más eficiente al realizar las reclamaciones a las compañías de seguros.

Agricultura de precisión con drones

 

El futuro de los drones en la agricultura

Está de más decir que el futuro de los drones en la agricultura es alentador. La versatilidad de estas aeronaves puede ser determinante para, en el caso más apocalíptico, mejorar la producción de un mundo cada día más demandante, pero sin degradar al planeta más de lo que está. En pocas palabras, los drones pueden ser parte de la solución, en esa necesidad de buscar alternativas para proteger el medio ambiente. Y mientras las empresas continúen con el desarrollo de esta tecnología, los cultivos pueden producir más y mejores frutas, hortalizas, granos de maíz, etc.

Obviamente, los drones no vienen con la intención de sustituir la mano obra humana, pero son el complemento perfecto para agilizar el trabajo, ahorra tiempo y dinero. Su potencial apenas se está asomando, pero no es descabellado pensar que en algunos años la utilización de drones en la agricultura será tan común como un sistema de riego automatizado. Así que definitivamente, ¡lo mejor de la agricultura está por llegar con los drones!

En Aerocamaras ofrecemos la posibilidad de formarse en este tipo de servicio con el Curso de Agricultura de Precisión con Drones. Un curso realmente completo donde aprenderás a realizar teledetección de cultivos utilizando drones profesionales.

 

¿Te gustaría saber más sobre el tema? Envíanos el siguiente formulario y solucionaremos todas tus dudas.

Deja un comentario