1 julio, 2019

¿Quieres trabajar como piloto de drones? ¡Puedes!

Curso piloto de drones Aerocamaras

 

Te has decidido. Ya lo tienes claro. Vas a apostar por una profesión en auge y hacer el curso oficial de piloto profesional de drones. En tan solo 5 semanas estarás certificado y tu objetivo será trabajar como piloto de drones. ¿Qué posibilidades tienes? La respuesta es clara: muchas. Cada vez son más los sectores en los que se emplean aeronaves no tripuladas y, por ello, se necesitan profesionales que sepan manejarlas. Y, ¿por qué hay tanta demanda? Pues porque los drones son una herramienta muy útil, que permiten a muchas empresas reducir costes y tiempos en múltiples tareas en comparación con los métodos tradicionales.

En Europa se estima que en la próxima década se necesiten más de 50.000 pilotos de aeronaves no tripuladas, como refleja el Plan Estratégico de Drones elaborado por el Ministerio de Fomento. El organismo indica en este documento que en España la cifra se espera que supere los 11.000 puestos de trabajo.

 

Saca partido a tu certificado oficial de piloto profesional de drones

Ya estás certificado y te dispones a trabajar como piloto de drones. ¿Qué caminos puedes que seguir? Completar la formación siempre es una buena opción. En primer lugar, sería interesante obtener el Certificado de Radiofonista Profesional. También puedes optar por realizar un curso específico para especializarte. Aerocamaras oferta varias formaciones para que puedas orientar tu carrera desde el principio.

Una vez tengas en tu poder el certificado oficial que te acredita como piloto profesional de drones se te presentan dos opciones. Por un lado, puedes trabajar para una operadora. Por el otro, puedes impulsar la tuya propia. Sea como sea, tendrás enfrente un mundo lleno de posibilidades. ¿Quieres saber los principales sectores que apuestan por los drones? ¡Sigue leyendo!

 

Agricultura de precisión con drones

El campo de la agricultura es uno de los que más podrá explotar el uso de los drones. España es el cuarto mayor productor agrícola de la Unión Europea, lo que refleja el peso de esta actividad en la economía del país. Se prevé que los dos principales trabajos en los que las aeronaves tendrán más peso serán:

  • Medida y toma de datos de cultivos para el control y el seguimiento en el crecimiento de plantas y tamaño de frutos.
  • Transporte y pulverización de productos para el cuidado de los cultivos.

El Ministerio de Fomento calcula que el impacto económico que tendrán los drones orientados a la agricultura de precisión en España será de, aproximadamente, 585 millones de euros en el año 2035.

Servicio de agricultura de precisión de Aerocamaras
 

Inspecciones técnicas

Uno de los trabajos en los que las aeronaves no tripuladas son especialmente útiles es el de las inspecciones técnicas. Estructuras como líneas eléctricas, aerogeneradores, placas fotovoltaicas o, entre otras, infraestructuras de todo tipo tienen en los drones unos grandes aliados. Los principales motivos son las reducciones de costes y tiempos en comparación con los medios convencionales. Por ejemplo, Aerocamaras realiza un servicio de inspección de líneas eléctricas único en el mundo. Gracias a su AeroHyb puede llevar a cabo vuelos de larga duración y utilizar a la vez cámaras RGB, IR y UV. Esto permite desarrollar una inspección exhaustiva, eliminando, además, los riesgos para los trabajadores que existen en una revisión manual. 

Previsiblemente, según el Gobierno de España, en 2035 cada instalación de generación de energía tendrá un dron monitorizando su funcionamiento de forma permanente y realizando una toma de datos continua.

 

Emergencias y seguridad

Si quieres trabajar como piloto de drones, el ámbito de las emergencias y la seguridad es una buena opción. El número de empresas, administraciones públicas, organismos y colectivos que apuestan por los drones está en claro aumento. Cada vez es más habitual leer noticias como esta, en la que una administración como la Xunta anuncia la incorporación de aeronaves no tripuladas para luchar contra el fuego y prevenir los incendios. Pero la lista de usos de los drones en emergencias y seguridad es muy amplia. Desde apoyo en rescates acuáticos o en altura hasta realizar tareas de vigilancia en eventos, y todo ello pasando por búsquedas en zonas de difícil acceso, transporte de material de emergencias, evaluación de daños…. ¿Os imagináis que un dron se encargue de vigilar un rally para mantener la seguridad durante el transcurso de la prueba? Pues, es posible.

¿Cuántas aeronaves no tripuladas serán necesarias en España dentro de 25 años para trabajos de emergencias y seguridad? La respuesta es asombrosa, ya que la cifra se elevará hasta 16.000.

 

Comercio electrónico y paquetería

Uno de los puntos fuertes de algunos drones es su capacidad para transportar diferentes elementos. Por ello, pueden ser una herramienta perfecta para realizar repartos a domicilio. Esta es una función que ya se está probando. Amazon ya presentó su nuevo dron para realizar entregas rápidas, como se recoge en esta noticia, y en EE.UU. ya se puede pedir una hamburguesa y que te la lleven a casa volando.

Tirando de cifras, en España existe una demanda de 645 millones de servicios de entrega al año. Esto quiere decir que, debido a las lógicas limitaciones de peso y tamaño, en el 2017 se podrían haber realizado casi 10 millones utilizando drones. Una cifra asombrosa que seguirá creciendo con el paso de los años.

AeroHyb, dron híbrido de Aerocamaras, en el Rally de Ourense
 

Audiovisual

Siendo el sector donde el uso de las aeronaves está más extendido, el audiovisual es sin duda una actividad económica con mucho potencial para trabajar como piloto de drones. Cine, televisión, publicidad, documentales, retransmisiones en directo, grabaciones de vídeos corporativos… en todos los campos se utilizan los drones a día de hoy. Su uso es mucho más funcional y económico que el empleo de un helicóptero. Los drones pueden equiparse con las mejores cámaras del mercado para que las tomas sean de la mayor calidad.

Pero no solo en grandes producciones se pueden ver drones. Eventos como bodas, bautizos, comuniones; actos como mítines, congresos, conferencias, etc. son citas en las que también se pueden usar aeronaves para capturar desde el aire todos los detalles.

 

Topografía, cartografía, arqueología, arquitectura…

Un dron equipado con una cámara no solo es capaz de grabar con la finalidad de elaborar una pieza audiovisual. También puede recoger imágenes y datos extremadamente útiles para utilizar en trabajos de, por ejemplo, topografía, cartografía, arqueología o arquitectura. Mediante fotogrametría y técnicas Structure from motion (Sfm), se obtienen imágenes de alta calidad. Con ellas se consigue información espectral y radiométrica de una imagen digital para crear nubes de puntos y modelos 3D. El resultado que se consigue es de gran valor para los profesionales.

Los citados, son tan solo unos ejemplos de actividades económicas en las cuales las aeronaves no tripuladas prestan servicios que facilitan y optimizan los trabajos que se llevan a cabo. El listado de los usos de los drones es extenso, ya que la versatilidad que ofrecen son casi infinitas. Por ello, la posibilidad trabajar como piloto de drones ya es a día de hoy una realidad y, atendiendo a los datos del Ministerio de Fomento, en los próximos años la demanda de pilotos profesionales seguirá en aumento.

 
 

¿Aún no estás convencido?

Rellena el siguiente formulario y solucionaremos todas tus dudas.

Deja un comentario