fbpx

Santa Claus y los Reyes Magos están al caer. Seguramente muchos lleváis meses dándole vueltas a los regalos, y en especial, al de los más pequeños. Los tiempos cambian, y los muñecos y juguetes tradicionales se han complementado con las tablets, los móviles, las consolas y… los drones. 

Estas pequeñas aeronaves se han convertido en el regalo estrella desde que salieron. Las podemos encontrar de todo tipo, incluso inspirados en películas y series, siendo cada vez más común verlos en los escaparates. Sin embargo, por el simple hecho de que podamos encontrarlo en la estantería de la juguetería, no quiere decir que pertenezca a la categoría de juguete. 

¿Quieres saber cuales son recomendables? Te lo contamos a continuación, pero antes, dejamos 4 claves a tener en cuenta antes de que corras a ponerlo debajo del árbol. ¡Atento!

Dos niños iniciándose con un dron

1. Normativa

Como hemos mencionado anteriormente: Un dron no es un juguete. AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) no hace distinciones. Aunque el dron lo maneje un niño, las reglas y la normativa son para todos. 

En este caso, los niños deben atenerse a la normativa de vuelos recreativos. Estos  son aquellos que se realizan con un dron de menos de 250 gramos y sin ningún fin comercial o compensación económica por ello. Se consideran así los que se realizan por hobby, para uso privado y siempre en escenarios abiertos y a menos de 120 metros de altura.

Si el dron supera ese tamaño, haría falta como mínimo, el Curso Básico de Piloto de Drones (A1/A3) para el que debe ser mayor de 16 años. Sin tener este certificado, la normativa prohíbe su vuelo en la vía pública por seguridad vial y por privacidad, por lo que su manejo se limitaría a interiores o a un patio o jardín privado.

2. Seguridad

La edad mínima recomendada para manejar un drone para niños es de 8 años. El menor debe estar siempre acompañado por un adulto que hará de supervisor del pequeño piloto, además de guiarle a través del manual de instrucciones.

Lo más recomendable es empezar por un mini-dron, a poder ser, con protectores de hélices, principalmente por dos motivos: se rompen fácilmente y si el niño intenta coger el dron al vuelo, puede hacerse daño con estas.

Para que se acostumbre al vuelo y al manejo del UAS, lo ideal es dar los primeros pasos dentro de casa (aunque el peligro de chocar con algo está ahí, serán daños materiales y no personales), o  en cualquier otro espacio donde no corra el riesgo de golpear a otra persona por accidente.

3. Resistencia y autonomía

Es un hecho que un dron en manos de un niño sufrirá algún que otro golpe. Va dentro del proceso de aprendizaje. Si quieres que le dure y que le dé margen para aprender, debes escoger un dron resistente o con protecciones extra. Si el piloto es menor de 8 años, quizá una buena opción es comenzar por los drones con jaula o estructura protectora.

Otro tema en el que no pensamos y que también afecta en el aprendizaje de cualquier piloto, es la autonomía. El tiempo medio de vuelo en este tipo de drones no profesionales está entre 10 y 6 minutos, pero el problema es que no se cargan de nuevo en ese periodo de tiempo. En algunos modelos tardan entre 1 y 2 horas en volver a estar listos para volar. 

Los niños no suelen tener la paciencia suficiente para esperar a volver a jugar dos horas y disfrutarlo de nuevo en un periodo tan corto. Esto puede hacer que se desanimen y terminan dejándolo de lado. Por eso es importante asegurarse de que los tiempos de carga y la autonomía de vuelo son equilibrados o comprar uno que disponga de reposición de baterías.

4. Manejo

Es cierto que los niños de hoy en día tienen una capacidad asombrosa para el aprendizaje y manejo de las nuevas tecnologías. Su capacidad llega a superar, incluso, a la de algún adulto desactualizado. Pero eso no quiere decir que se lo tengamos que poner difícil. Como mencionamos anteriormente, lo importante es que se hagan al dron y sigan progresando sin desanimarse.

Si se trata del primer contacto con un UAS, es conveniente que tenga algunos de sus controles automatizados, como pueden ser el despegue, el aterrizaje o alguna acrobacia.

La cámara en el dron es un accesorio muy tentador. La vista de águila recrea muy bien la sensación de volar, y para la imaginación de un niño (y para los no tan niños) es un plus. En cambio, en este caso, no es algo interesante a tener en cuenta. Al final, lo realmente divertido para un niño es volar con libertad, y la cámara lo único que puede hacer es distraerle de coger soltura con la aeronave y generarnos más limitaciones a la hora de usarlo.

Algunas buenas opciones para regalar estas navidades

¿Mucha información de golpe? No pasa nada. Si no sabes por dónde empezar a buscar, aquí os dejamos algunas recomendaciones de aeronaves perfectas para niños y principiantes. Estos son algunos ejemplos, pero tenéis multitud de modelos ahí fuera que comparten características similares. Vamos a ver tres ejemplos:

Potensic Mini Drone: Robusto y pequeño. Viene con protectores de helices, 3 baterías de litio extraíbles de 18 min de vuelo cada una y 3 niveles de velocidad ajustables, además de despegue y aterrizaje automático.

NEHEME NH330 Mini Drone:  Con retención de altitud, modo sin cabeza, funciones de parada de emergencia, movimientos automáticos, cajas protectoras de hélices y 2 baterías de 14 min cada una. 

4DRC V8 Mini Dron:  Solo pesa 50gr y viene con una gama completa de hélices protectoras y materiales plásticos blandos. Dispone de un sensor de freno cada vez que detecta un obstáculo. Su tiempo de carga está entre 40 –  60 minutos y viene con 3 baterías de 9 minutos de duración cada una.

Como los drones no son nada nuevo, es muy posible que algún lector ya disponga de uno. Pertenezcas a este grupo más veterano o no, seguramente estés pensando ya en accesorios para tu nuevo compañero. A continuación, te recomendamos el top 5 de imprescindibles:

  • Pista de aterrizaje: Si se va a volar el dron en el exterior, la pista de aterrizaje o landing pad se hace muy necesaria. De esta manera, evitaremos que, al arrancar el dron, la tierra y el polvo que pueda generar el movimiento de las hélices, entre en su mecanismo y termine obstruyendo sus motores.
  • Localizador: Especialmente útil, sobre todo si se trata de un dron para los más pequeños. Estos dispositivos emiten luces, ruidos y zumbidos que pueden ayudarte a localizar tu dron perdido o robado. No requiere soldadura y es inalámbrico.
  • Maletín: Para prolongar la vida útil de un dron, es importante transportarlo de manera segura junto con todos sus componentes. Un maletín o carcasa es un básico, tanto para viajar con nuestra aeronave como para protegerla en casa de humedades, polvo o accidentes. Hay multitud de maletines que se adaptan a las necesidades de cada piloto. 
  • Cargador múltiple para coche: Sales de viaje, llevas las baterías cargadas pero ¿quieres sesiones de vuelo mucho más largas? Si llevas un cargador en el coche, podrás dejar cargando las baterías usadas mientras sigues disfrutando de tu dron. Si llevas esto contigo, será empezar y no parar.
  • Hélices de repuesto: Son los componentes que más se desgastan y los que más daño sufren por los golpes, hasta llegar a doblarse o romperse. Tener siempre a mano hélices de repuesto te librará de más de un disgusto si tienes un accidente en tu práctica de vuelo. Eso sí, recuerda que deben ser del mismo tamaño y peso que las que llevaba tu aeronave originalmente.
padre y niños iniciándose con un dron en familia.

Esperamos que todos estos consejos e ideas puedan ayudarte a iniciar a los más pequeños en el mundo de la aeronáutica, pero si tienes más dudas, nuestro último consejo y por ello no menos importante es: ¡Déjate asesorar!

Y si te decides a pasar a la acción acompañado de profesionales, en Aerocamaras disponemos de packs de jornadas prácticas con drones que puedes regalar estas navidades, para empezar a familiarizarse con el mundo de los UAS solo o mejor aún, ¡En familia! Entender y manejarse con nociones básicas de aeronáutica, ejercicios de vuelo con drones e incluso introducirse en el montaje de estas aeronaves ya está al alcance de todos. 

Y si después de un par de prácticas quieres convertirte en un experto, puedes informarte sobre todos nuestros cursos oficiales o profesionales en el 986 18 18 18 o escribe un correo electrónico a info@aerocamaras.es

Comparte el artículo:

¿Quieres recibir todas las novedades sobre drones?

Suscríbete a nuestra newsletter

Noticias relacionadas:

Deja un comentario