fbpx

¿Quieres ser piloto de drones?

DJI_0017

Cómo llevar a cabo vuelos de drones en zonas urbanas

El vuelo de drones en zonas urbanas es uno de los temas de mayor discusión en los últimos años. Por un lado, la tecnología RPAS podría servir para mejorar muchos aspectos de la ciudad: aglomeraciones, planificación urbana, el clima, tráfico, limpieza de calles, búsqueda de plazas de aparcamiento o el cuidado de la vegetación. Pero, ante todo, la mayor preocupación es la seguridad.Por ejemplo, hace meses un dron sobrevolaba la Císcer y zona del Auditorio, en Las Palmas. El piloto, quien no tenía licencia, se encontraba en la azotea de un edificio a casi un 1 km de distancia de la zona de vuelo. Las autoridades lo multaron con 21.000 euros. Una de las principales razones es que Las Palmas de Gran Canaria se encuentra en espacio aéreo controlado, por lo que no se pueden realizar vuelos recreativos.¿Así de estrictas son las multas?

Sí, y de hecho las multas por violación de las normativas AESA están divididas en dos niveles:

Multas para personas:

  1. Multas leves: entre 60 y 45.000 euros.
  2. Multas graves: entre 45.001 y 90.000 euros.
  3. Multas muy graves: entre 90.001 y 225.000 euros.

Multas para empresas:

  1. Multas leves: entre 4.500 y 70.000 euros.
  2. Multas graves: entre 7.001 y 250.000 euros.
  3. Multas muy graves: entre 250.001 y 4,5 millones de euros.

Y créanos cuando les decimos que la AESA si aplica estas multas. La patrulla Pegaso de la Guardia Civil, encargada del control de RPAS ha aumentado su flota con más de 54 equipos nuevos para vigilar nuestro espacio aéreo. Las principales causas por las que se nos puede multar son no tener licencia de piloto y volar drones en zonas sin cumplir con los requisitos indispensables.

Requisitos para volar un dron en zonas urbanas

Sin importar si vuelas tu dron de forma recreativa o profesional, es importante que conozcas en detalle la normativa AESA para evitar multas, pero especialmente por tú seguridad y la seguridad de todo lo que te rodea. Recuerda que un dron no es un juguete.

Aquí te decimos todos los requisitos indispensables para volar drones en zonas urbanas de forma profesional y para actividades especializadas:

  • En espacio aéreo no controlado y fuera de una zona de información de vuelo (FIZ).
  • Por aeronaves pilotadas por control remoto (RPA) cuya masa máxima al despegue no exceda de 10 kg.
  • Dentro del alcance visual del piloto (VLOS) y en condiciones meteorológicas de vuelo visual.
  • A una distancia horizontal máxima del piloto de 100 m, y a una altura máxima sobre el terreno no mayor de 400 pies (120 m), o sobre el obstáculo más alto situado dentro de un radio de 600 m desde la aeronave.
  • Sobre zonas acotadas en la superficie en las que, la autoridad competente a tales efectos, haya limitado el paso de personas o vehículos o, en otro caso, manteniendo una distancia respecto de cualquier persona, salvo personal del operador o personal que esté involucrado en el desarrollo de la operación.
  • El RPA estará provisto de un dispositivo de limitación de la energía de impacto.

¿Cómo obtener la autorización de AESA?

En Aerocamaras no solo formamos a los mejores pilotos profesionales de drones, también gestionamos la documentación que debe ser presentada ante AESA, como el permiso que requiere un piloto para llevar a cabo vuelos de drones en zonas urbanas. Por solo 190 euros ofrecemos:

  • Estudio Aeronáutico de Seguridad SORA.
  • Plan de Respuesta ante la Emergencia.

Pero hay más: al contratar nuestro servicio de asesoría aeronáutica, te regalamos el libro de registro de mantenimiento de las aeronaves, el libro de registro de vuelos de pilotos y el libro de registro de vuelos de las aeronaves.

Además, nuestro asesoramiento cubre todas las etapas del proceso de solicitud de permiso ante la AESA, así estarás informado en todo momento.

¿Hay futuro en el vuelo de drones en zonas urbanas?

No parece haber futuro sin la presencia de los drones. La presencia de estos dispositivos en la agricultura, reforestación, inspecciones técnicas y estudios topográficos, por nombrar solo algunos, se ha vuelto indispensable para agilizar estos trabajos, ahorrar tiempo y dinero, pero sobre todo para reducir el riesgo de accidentes de personas en zonas de difícil acceso.

Obviamente los vuelos de drones en zonas urbanas no escapan a esta tendencia. Después de todo estamos hablando que un lucrativo negocio que actualmente vale más de 4.500 millones de euros.

No se extrañen si en un futuro próximo ven varios drones volando al mismo tiempo sobre los urbanismos del país. De hecho, el Centro de Automática y Robótica (CAR) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, están llevando a cabo un proyecto llamado SwarmCity. La idea es proponer un enjambre de drones para reunir información de las ciudades. ¿Cómo cuáles? Información de tráfico, clima, aglomeraciones, etc.

Este ambicioso proyecto se centra en tres objetivos:

  1. Control total del enjambre de drones.
  2. Análisis de los datos de la ciudad.
  3. Desarrollo de una interfaz de usuario.

En base a estos tres objetivos, los gobiernos podrán utilizar esta información para detectar las debilidades y fortalezas de cada ciudad y trabajar en base a ello. Por su parte, las personas tendrán acceso a datos valiosos que facilitarán su día a día, como por ejemplo conocer la mejor ruta para llegar temprano al trabajo o llevar a sus hijos a la escuela.

Eso sí, recuerda leer la normativa AESA, obtener el permiso de vuelo para volar en zonas urbanas y seguir todos los pasos protocolares para llevar a cabo un vuelo limpio y seguro. ¡Recuerda que los drones no son un juguete!

Deja un comentario